Devolviendo la vida a objetos con piezas rotas

Posted by  ruben  Mar 22, 2014

 

Hola a todos, hoy os traemos un ejemplo de aplicación de nuestras impresoras 3D. La fabricación de repuestos.

¿A cuantos de vosotros se os ha roto una pieza de plástico de algún objeto cotidiano? Seguro que a la gran mayoría. Pues bien, en este caso normalmente tenemos dos opciones, una, dar mil vueltas para encontrar el repuesto y prepararnos para un desembolso de dinero que muchas veces sobrepasa en exceso el coste real del repuesto que estamos comprando, o dos, olvidarnos de este objeto y tirarlo a la basura, muchas veces funcionando perfectamente, pero con una pieza rota, en el mejor de los casos podremos seguirlo utilizando con sus funcionalidades disminuidas.

El caso que os enseñamos hoy, es todo un clásico. El asa del frigorífico rota! aqui podeis ver la original.

 original

Primera opción, nos vamos a internet y compramos un repuesto, coste 18€, gastos de envío 10€, total 28€.

En  menos de un año… la pieza de volvió a romper.

  repuestointernet

Siguiente opción, tomamos las medida de la distancia de los agujeros y diseñamos una nueva pieza que se adapta a la puerta del frigorífico pero mucho más resistente para que no se vuelva a romper.

  diseno

La pieza tardo en imprimirse 3 horas y 20 minutos, el coste que ha tenido entre plástico y luz no llega a 5€.

  impresa

Aquí podéis ver el resultado final

finaluno   finaldos

En conclusión, gracias a las impresoras 3D personales, tenemos una fuente ilimitada de repuestos al alcance de nuestra mano, para alargar la vida útil de nuestros dispositivos.

Un saludo

El equipo de TecnoFactorum